Las dos caras del Casino de BCN: del éxito turístico al fracaso online

El Grup Peralada tiene en el Casino de Barcelona la joya de su corona. La compañía de la familia Suqué gestiona el centro de juego barcelonés con éxito y encadena beneficios año tras otro. En 2016, las ganancias fueron de 11,8 millones, los mayores en lo que va de década. No obstante, no corre la misma suerte en el asalto al negocio online, donde embarra en pérdidas a pesar de alcanzar un volumen marginal.

El establecimiento de la capital catalana ganó el año pasado el 8,2% más que en 2015, un ascenso que ya llegó precedido de una escalada del 100% frente al 2014, cuando celebró unos números negros de 5,5 millones. De hecho, el punto de juego vuelve a marcar unos beneficios de récord en los últimos años; desde el 2010 (12,9 millones) no alcanzaba este baremo.

Las cifras podrían haber sido mayores de ser manchadas por las diferentes inspecciones realizadas por la Agencia Tributaria Catalana debido a la mala liquidación de las propinas, según los técnicos. Como explicó este martes Economía Digital, el grupo tuvo que pagar 1,2 millones de euros por los ejercicios de entre 2012 y 2014. Además, ya también prevé el desembolso de otros 627.533 euros “para cubrir las cuotas tributarias correspondientes a los ejercicios 2015 y 2016”.

Las ganancias del Casino de Barcelona llegan impulsadas por el ‘boom’ turístico

Las ganancias estuvieron impulsadas por el incremento de la facturación. De 74,8 millones de euros, las ventas subieron hasta los 82,9 millones de euros. La mayor parte correspondió a los ingresos por juego y máquinas (73,8 millones) mientras que la prestación de otros servicios amasó sólo 9 millones.

De este modo, fuentes del sector vinculan el aumento del 10,8% de los ingresos con el ‘boom’ turístico de la capital mediterránea. Cataluña recibió 18 millones de turistas extranjeros en 2016, y el Casino de Barcelona es un punto de peregrinación habitual para los de alto nivel adquisitivo.

El establecimiento se erige bajo uno de los grandes hoteles de lujo de la ciudad: el cinco estrellas Gran Lujo hotel Arts. Por tanto, el centro de juego es un atractivo más del prestigioso alojamiento asociado a la cadena Ritz Carlton.

“Para el próximo ejercicio 2017, la intención de la sociedad es continuar realizando inversiones en nuestras instalaciones que logren aumentar el flujo de visitas”, señala el Grup Peralada.

El Casino de Barcelona naufraga en su intento de hacerse un hueco en el negocio online

Sin embargo, la pujanza del negocio tradicional fue segada por el descalabro en la aventura online de la empresa. La filial Casino de Barcelona Interactivo SLregistró unos números rojos de 1,2 millones con una facturación de solamente 1,6 millones. Una gota en un mar dominado por las grandes plataformas de juego internacionales.

Las cuentas de la empresa dependiente dejan claras el origen de las pérdidas. El apartado de ‘otros gastos de explotación’ se convirtió en un agujero de 3 millones de euros debido a los costes de servidores y tecnología necesaria para los diferentes juegos disponibles en el portal casinodebarcelona.es.

La empresa ya se ha puesto manos a la obra para remediar la sangría. Ante las constantes pérdidas, la filial cerró 2016 con un Patrimonio Neto negativo de 798.641 euros. Al encontrarse en causa de disolución obligatoria, la familia Suqué inyectó el capital necesario para salvarla a lo largo de la primera mitad del 2017.

Además, el portal se encuentra ahora mismo inmerso en una actualización y fuera de servicio. “Estamos realizando tareas de mejora para ofrecerte más opciones y nuevos juegos”, señala un mensaje en la página web. “Volveremos pronto con una plataforma más rápida”, añade.

economiadigital.es

Deja un comentario