En caso de cierre, evalúan el futuro inmobiliario del Casino de Necochea.

El casino de Necochea se transformó en los últimos días en el centro de debate. Los trabajadores, en defensa de su fuente laboral, dejaron al descubierto el cierre inminente de la sala de juegos. Aunque no hay definiciones de Lotería y Casinos, el intendente Facundo López reconoció que su continuidad está garantizada hasta la próxima temporada estival.

Era de público conocimiento que la plaza de juegos de Necochea había quedado afuera del llamado a licitación por la explotación de las máquinas tragamonedas que debe realizar el gobierno bonaerense. Si a esto se suma el gravísimo estado de deterioro en que se encuentra el edificio, con amplias áreas clausuradas y riesgo de derrumbe de mampostería, a merced de actos vandálicos tal como sucedió el año pasado con el Auditorium, un teatro que albergó a grandes artistas nacionales e internacionales.

Entre las décadas de los 70 y 80 ingresaban por día entre 5 mil y 10 mil personas, siendo uno de los casinos más importantes y lujosos de latinoamérica. Además de la sala de juegos y teatro, contaba con una amplia oferta de gastronomía, sala de juegos familiares, pista de patinaje, pileta, estacionamiento propio y “la Boite” que marcó la vida social y nocturna de la ciudad por años.

A partir del cambio de legislación en que los casinos pasaron a manos de las provincias, en el verano de 1997 se firmaron sendos convenios entre el Instituto Provincial y la Municipalidad de Necochea, aprobados por Decreto N° 3.008/97 por medio de los que se entregaba por el término de veinte años, prorrogable, el derecho de usufructo, sobre un sector del inmueble donado a la Municipalidad de Necochea.

En los mismos se estableció que el mantenimiento y conservación de las instalaciones del Complejo Casino, corren por cuenta de la Municipalidad de Necochea. Ante el futuro incierto del edificio, el intendente abrió el paraguas: “El casino abierto necesita une erogación por parte de la Provincia, dado que el costo es de 36 millones anuales y sólo se recuadra a 5 millones”.

También afirmó que ya se están evaluando opciones sobre su futuro: “Hay dos cuestiones, una son los indicadores sobre lo que se puede construir y la otra es el tema de la titularidad de las tierras de dicho complejo. Esto último es por demás importante y es una de las cuestiones que se está estudiando para bajar al cuerpo deliberativo, dado que sería difícil que alguien venga a invertir, por ejemplo, en un hotel, con una concesión de 40 años si no tienen la titularidad de las tierras”.

agencianova.com

Deja un comentario