Casino de Chillán entra en su etapa final de aprobación

En su etapa final se encuentra el análisis del proyecto “Complejo Casino Hotelero Marina del Sol-Chillán”, luego de que concluyera el plazo establecido por el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) para que las entidades públicas realizaran observaciones a la Adenda, documento que contiene las respuestas de la empresa a consultas surgidas  a la Declaración de Impacto Ambiental.

El pasado 26 de septiembre el gerente de Marina del Sol, Juan Ignacio Ugarte, ingresó al SEIA la Adenda, que debía se contestada por organismos que han participado en el proceso de evaluación ambiental del proyecto

La Adenda, que está en su etapa de cierre, debe acreditar si los errores, omisiones o inexactitudes de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) fueron subsanados e informar si el proyecto en cuestión cumple con la normativa de carácter ambiental de la competencia de cada entidad estatal y si fueron identificados todos los permisos ambientales sectoriales aplicables al proyecto.

Además la Adenda debía aclarar si las observaciones presentadas por la comunidad, que se enmarquen en el ámbito de su competencia, han sido abordadas de manera adecuada por el titular.

Justamente en esta etapa de análisis se encuentra el SEA,  luego de que el pasado miércoles 11 de octubre concluyera el plazo establecido para que los organismos sectoriales entregaran antecedentes referidos a la Adenda.

Respuestas

Una de las entidades que formuló observaciones al proyecto de Marina del Sol es la Dirección General de Aguas, a través de su directora Pamela Araya Garay, quien de la revisión de los antecedentes contenidos en el informe de la empresa envió una serie de nuevas indicaciones.

Entre los antecedentes requeridos ahora por la Dirección de Aguas figura la necesidad que el titular identifique “cada una de las captaciones de aguas que se encuentran dentro de las líneas de descenso de la napa, y caracterizar cada una de estas captaciones con a lo menos información referente a profundidad del pozo y nivel estático”.

Suma a ello que Marina del Sol tendrá que analizar en base a las conclusiones del modelo hidrogeológico y los efectos del bombeo producto del agotamiento de la napa en la etapa constructiva del proyecto, los impactos del uso del recurso.

Frente a ello se recalca que “el titular deberá establecer umbrales que permitan adoptar medidas de control tendientes a que los niveles no desciendan significativamente y que pudiesen afectar las captaciones dentro del área de influencia del proyecto”.

En tanto, el martes llegó un informe firmado por Hugo Rojas Bousoño, jefe del departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud del Bío Bío, quien destaca que de la revisión del documento “este órgano de administración del Estado se pronuncia conforme sobre la Adenda antes mencionada”.

Esta aprobación se suma a otras que habían surgido en etapas anteriores a la formulación de la Adenda, donde entidades como la Municipalidad de Chillán, Sernatur, Conaf y otras ya habían apoyado el proyecto.

Uno de las últimos oficios derivados al SEIA es el de Lilian Troncoso Gómez, director Regional del Servicio Nacional de Pesca, Región del Bío Bío, quien recalca que “en base a la revisión del documento citado anteriormente, este órgano de administración del Estado se pronuncia conforme sobre la Adenda antes mencionada”.

Desarrollo local

El alcalde Sergio Zarzar es un firme partidario de la existencia de un casino de juegos en Chillán, por cuanto ayudará a incrementar la arcas municipales en una cifra que no ha sido precisada, pero que según algunas fuentes  pueden llegar a unos $1.000 millones al año.

El jefe comunal postula además que el casino será un polo de desarrollo que incidirá “en el crecimiento de Chillán e involucrará en los próximos años una inversión vial mayor”. A juicio de la autoridad, “el proyecto trae consigo empalmes y accesos nuevos que permitirán la inserción del nuevo edificio en su entorno”.

La presidenta de la Cámara Chilena de la Construcción Chillán, Claudia Rigall, sostuvo que la Gran Sala de juegos será beneficiosa por varios motivos, entre ellos, por ser un factor que potenciará el turismo en la ciudad y los servicios asociados.

Se suma a ello, agregó, que permitirá mejorar la vialidad urbana, sobre todo en el sector norte de la ciudad, y será un elemento determinante para el auge inmobiliario que vive la ciudad.

El proyecto Marina del Sol considera la ejecución de dos fases. En la primera será desarrollado y habilitado el casino, el hotel y el centro de convenciones, a los que se suman la construcción de vías de acceso y estacionamientos, todo en el plazo de 14 meses.

En segundo plano surgirán los elementos complementarios como canopy, centro deportivo, laguna artificial, parque acuático y urbano para lo que se destinarán alrededor de 12 meses.

La empresa ligada a la familia Imschenetzky estima que el proyecto completo demorará unos 26 meses, por lo que estará listo hacia fines del año 2019.
Desde la empresa no fue posible obtener una versión sobre el estado del proyecto, pues el gerente de la firma, Juan Ignacio Ugarte, comentó que la vocería sobre el tema la tiene Nicolás Imschenetzky, quien se encuentra fuera del país.

ladiscusion.cl

Deja un comentario