Agencieros autoconvocados reclaman a la gobernadora

Agentes de Lotería Autoconvocados rechazan una resolución de las nuevas autoridades del Instituto Provincial de Lotería de la Provincia que obliga a los comerciantes a pagar una mayor comisión sobre su recaudación. Alertan sobre “2 mil familias que están en quiebra”. Este martes marchan a la Gobernación.

Cerca de 600 agentes de Lotería autoconvocados, provenientes de distintas ciudades bonaerenses, rechazan la medida del Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires que les comenzó a cobrar un 0,45% más IVA del bruto recaudado de las máquinas expendedoras.

Este descuento se realiza de la recaudación total mensual. Según explicaron los damnificados, la ganancia de un agente ronda el 15%, por lo que con este nuevo descuento que les imponen se les quitará entre un 2% y un 4% de ganancia.

Desde la Cámara de Agentes Oficiales de Lotería avanzaron con los reclamos desde lo legal, pero los recortes ya se sienten en los bolsillos de los trabajadores.

Los agentes de Lotería califican la decisión de cobrarles más como “ilegal y arbitraria”, y aseguran que producto de la misma se ven afectadas 4.200 familias que manejan las agencias y todos los trabajadores que dependen de ellas. Además, afirman que alrededor de 2.000 agencias están en quiebra, y solo piden que los funcionarios provinciales “se interioricen” en la problemática.

“Las nuevas autoridades de la Lotería no entienden absolutamente nada. Antes nos cobraban un monto fijo por máquina pero ahora sacaron una nueva resolución y nos cobran por comisión sobre el bruto de lo que nosotros trabajamos. Con esta medida que repercute en nuestra ganancia nos están arruinando”, señaló Gustavo Aquino, uno de los agencieros autoconvocados.

En declaraciones a La Noticia 1, el comerciante de 54 años que trabaja en La Plata denunció que “eso no es todo” y explicó que “al que le va mejor, tiene que pagar más”. “A uno lo castigan por trabajar. La Provincia nos obliga a ser socios de ellos, si nosotros ganamos más porque trabajamos más horas, les tenemos que pagar más”, lamentó el agenciero platense que cuenta con 26 años en el rubro.

“A nosotros muchas veces nos comparan con empresarios del juego. Pero nosotros somos 4300 familias de agencieros de las cuales 2 mil están fundidas. Trabajamos 13 horas por día y se nos hace muy complicado continuar así”, agregó el hombre.

Aquino calificó esta medida del Gobierno de la provincia como “confiscatoria y arbitraria” e informó que este lunes serán recibidos por el Defensor del Pueblo de la Provincia, Guido Lorenzino. Por último, señaló que días atrás hubo una protesta en el Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLyC) y este martes encabezarán una movilización a la Gobernación de la Provincia. “Queremos que la Gobernadora María Eugenia Vidal se interiorice del tema. Esta medida es una vergüenza. Nosotros somos laburantes y estamos indignados”, concluyó.

Deja un comentario