Los peligros de la prohibición

La prohibición de las apuestas en EEUU estaría provocando un auge de la ilegalidad y una amenaza para la sociedad

La American Gaming Association (AGA), organismo que representa a los operadores de juego de los Estados Unidos, sigue convencido que la que la prohibición a nivel federal de las apuestas deportivas está provocando problemas muy graves a la sociedad americana. Concretamente esta prohibición serviría para financiar a empresas delictivas peligrosas y representa una amenaza a la integridad de los deportes por el auge de las apuestas ilegales.

Con fecha 5 de Septiembre, la American Gaming Association ha hecho llegar este documento de 25 páginas al Tribunal Supremo  dando detalles muy preocupantes de cómo la prohibición federal en apuestas deportivas está generando problemas mucho mayores de los que se darían en una situación de liberalización del sector. La integridad en el deporte, el auge del juego ilegal y la aparición de organizaciones delictivas que se encargarían de ofrecer apuestas de todo tipo serían las tres principales consecuencias del actual estado de prohibición del sector a nivel federal.

La lucha por el status legal de las apuestas deportivas es dura en Estados Unidos. Las principales competiciones, ligas y equipos profesionales, así como el influyente deporte universitario estan en contra. Mientras el estado de Nueva Jersey ya apeló ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos para impugnar la Ley PASPA, que limita las apuestas deportivas legales a solo cuatro estados.

Y es que la prohibición federal de apuestas deportivas también podría estar en contra de la Constitución americana, por lo que en la situación actual, las palabras de Donald Trump (“las apuestas deportivas ilegales son una industria próspera”) sirven para demostrar la importancia de modificar esta ley que limita la existencia de apuestas legales.

Según el presidente de AGA, Geoff Freeman: “La prohibición federal de 24 años -que está dando vida a un mercado ilegal de apuestas deportivas de U$S 150 mil millones- amenaza la integridad de los juegos, plantea cuestiones fundamentales sobre la soberanía de los estados para definir sus propias leyes y combatir el crimen dentro de sus fronteras, y limita a los aficionados de participar con los deportes que disfrutan de una forma segura y legal. La Corte Suprema de los Estados Unidos debería considerar los reclamos importantes de Nueva Jersey y permitir que todos los estados aborden los graves problemas asociados con las apuestas deportivas ilegales”.

De la misma forma, la American Sports Betting Coalition (ASBC), también está reclamando por derogar la Ley PASPA, y considera que para cambiarla “debe crearse un entorno de política totalmente nuevo”. Se espera que el tema de si las apuestas deportivas siguen siendo ilegales a nivel federal, se resuelva definitivamente a lo largo de 2018.

Deja un comentario