La legalización del juego en Brasil gana más apoyo público y político

Una leve mayoría de la población de Brasil apoya la legalización de los casinos físicos y salas de bingo en el país, asegura un reciente informe redactado por la firma de investigación local Paraná Pesquisas y publicado por el noticiero JD1 Notícias.

Alrededor del 45.7% de todos los brasileños encuestados dijeron que querían casinos y cerca del 45.5% dijeron que no apoyaban el movimiento. Más hombres que mujeres apoyaron la idea, con el 57.7% de todos los hombres entrevistados respondiendo a favor de que se abran casinos en el país y el 56.8% a favor de las salas de bingo. Las mujeres, por el contrario, se mostraron más reservadas a la legalización de estos dos tipos de establecimientos de juegos de azar, con el 34.1% de ellas apoyando la propuesta de los casinos físicos y el 35.2% las salas de bingo.

Otra tendencia que se observó en el informe fue que la mayoría de encuestados que habían completado menos etapas educativas o estaban desempleados en el momento de la encuesta se oponían a la legalización y desarrollo de casinos y salas de bingo en el país.

Los resultados de la encuesta se hicieron públicos en un momento en que los legisladores de Brasil están considerando la introducción de una reforma radical de la industria del juego del país.

La industria del juego de Brasil y su potencial

Fue en la década de los 40 cuando Brasil dibujo su último marco legislativo con respecto a la regulación de su industria del juego. Bajo este marco, la provisión de servicios de juegos de azar quedaba prohibida en el paíssalvo muy pocas excepciones.

Sin embargo, se cree que Brasil es una de las jurisdicciones que posee un gran potencial aún por explotar. El país ya ha atraído el interés de las principales compañías internacionales de juegos de azar, compañías que gestionan operaciones físicas y online. Por ejemplo, los mayores operadores de casinos de Las Vegas como Las Vegas Sands y Caesars Entertainment Corp. han revelado que han estado estudiando diferentes oportunidades de inversión y expansión en Brasil.

Si el juego se legaliza en el país sudamericano, significaría que se abriría un gran mercado. Con una población de 207.7 millones de personas (Banco Mundial: 2016), Brasil es el país más grande del continente y uno de los más extensos del mundo.

Dado el hecho que los servicios de juegos de azar en el país se proporcionan en su mayoría de forma ilegal, es prácticamente imposible estimar con precisión el tamaño del mercado local. Sin embargo, las estimaciones del Instituto Brasileño del Juego Legal (IJL) sugiere que el mercado del juego del país podría valorarse en R$20,000 millones (aproximadamente $6,400 millones). En términos de volumen de negocio, anualmente, el mercado podría valorarse en alrededor de R$55,000 millones (aproximadamente $17,500 millones).

Avances en la legalización del juego

Las apuestas de carreras de caballos, loterías operadas por el estado y el póquer son los únicos servicios legales de juego en Brasil. El bingo se legalizó en los años 90 para ser prohibido de nuevo en 2007. Se han mantenido numerosas y extensas reuniones con el fin de estudiar la legalización y regulación de más opciones de juego e incluir casinos físicos y online, apuestas deportivas, salas de tragaperras, salas del bingo y la muy conocida lotería local Jogo do Bicho.

Las dos cámaras del Congreso Nacional de Brasil desarrollaron dos proyectos de ley diferentes, pero ambas propuestas no han sido votadas en la Cámara de Diputados ni en el Senado del país. Sin embargo, desde hace varios años, las opiniones contradictorias sobre el asunto han estancado el progreso en ambas piezas legislativas.

También es importante señalar que la idea de una expansión masiva del juego en el país ha ido ganando cada vez más apoyos entre los miembros del gobierno brasileño. A principios de este mes, el diputado César Halum, conocido por estar entre los legisladores que han apoyado firmemente la legalización de opciones adicionales de juego, anunció que comenzaría a reunir firmas para la creación de un Frente Parlamentario para la Legalización del Juego en Brasil.

El representante estatal necesita un total de 171 firmas con el fin de poder establecer el frente y comenzar el trabajo de lobby para la legalización del juego. Según el diputado Halum, una posible expansión del juego en el país podría ayudar a mejorar el estado financiero y representar una fuente de ingresos adicional para cubrir las enormes deficiencias presupuestarias.

El político cree que para implementar una política impositiva o crear nuevos impuestos en una u otra área, Brasil debería crear nuevas fuentes de ingresos fiscales. El diputado Halum también dijo a los medios locales que una industria del juego desarrollada y regulada en Brasil podría generar más de $5,000 millones en ingresos por año.

Si bien la cifra arriba mencionada puede parecer un poco exagerada, es indiscutible que en Brasil hay una demanda significativa de servicios relacionados con el juego y que las empresas internacionales se preparen para establecerse en el país es una buena prueba de ello. Todavía está por ver cuándo y cómo se regulará el mercado, pero si finalmente se regula y si se hace correctamente, el país podría rápido posicionarse como la mayor jurisdicción regulada del mundo.

Deja un comentario