Agencieros bonaerenses autoconvocados marcharon al IPLyC

La Cámara de Agentes ya venía trabajando institucionalmente sobre el tema. Sin embargo, el cambio en la modalidad del cobro de mantenimiento de las terminales donde se hacen las apuestas de quiniela generó la reacción de muchos agencieros de lotería bonaerense contra el Instituto Provincial de Lotería y Casinos.

Concretamente, lo que era un costo fijo de 874 pesos a la empresa que provee las terminales, a través de una circular se pasó a cobrar un porcentaje de la recaudación, generando fuertes incrementos para un buen porcentaje de agencieros.

Tanto desde la Cámara de Agentes Oficiales de Lotería y Afines (CAOLAB) como desde el grupo de autoconvocados que llegaron hasta el Instituto reclamando la marcha atrás de la circular, consideraron desmedida la determinación.

“Es un aumento irrazonable para todos los agencieros cambiando una forma de cobro que se viene manteniendo hace años”, comentó el titular de CAOLAB, Gustavo O’Connor y enfatizó que “esto ha generado un malestar muy grande en todos los agencieros”.

Si bien aclaró que mantienen diálogo con las autoridades del IPLyC, dijo que “presentamos un recurso administrativo y esperamos los tiempos judiciales para ver qué pasa con nuestra presentación”. También detalló que con el titular de Lotería, Matías Lanusse, se acordó hacer una reunión con Provincia Net “para ver como revertir esto”.

O’Connor aclaró que no fue la Cámara la que convocó a esta manifestación ya que se encuentran abiertas instancias institucionales y legales para tratar este tema, pero a la vez se mostró de acuerdo con la causa de los reclamos. “Desde la cámara vamos a seguir manteniendo el dialogo para que el Instituto revea esta situación” expreso O’Connor y aclaró que “no nos oponemos a un aumento pero que sea un costo fijo y que sea junto, no de esta forma”.

Por su parte, uno de los agencieros autoconvocados, Gustavo Aquino, disparó: “Estamos cansados que cada presidente que venga nos meta la mano en el bolsillo”. Y detalló: “Nos sacaron unas prescripciones de premio, hace dos años pasamos a pagar el 8 por ciento de Ingresos Brutos cuando pagamos el 6. Nos equipararon a empresarios como Cristóbal López o el presidente de Boca” y advirtió que “hay dos mil agencieros que estamos en quebranto”.

“Ahora nos sacan una circular donde los que hacen el soporte técnico de nuestras terminales, que tenía un costo fijo de 874 pesos, nos pasan a cobrar un porcentaje de lo que recaudamos las agencias”, bramó Aquino y puntualizó que “es el 0,45 más IVA  de lo que recaudamos, o sea que pasan a ser socios nuestros. Una agencia que trabaja más o menos bien pasará a pagar entre 3.500 y 4.000 pesos por mes”.

Por último, se quejó porque “Lanusse no nos quiere atender” y reclamó que “el ajuste lo paguen las empresas. Estamos hartos de que nos roben”.

Deja un comentario