El alcalde de Torres de la Alameda asegura que Cordish ya ha denunciado a la CAM para recuperar su inversión

El alcalde de Torres de la Alameda, Carlos Sáez, explicó durante el pleno del pasado jueves que el grupo Cordish, que pretendía levantar el Live Resorts, en su municipio ya ha demandado a la Comunidad de Madrid por su decisión negativa a tramitar el proyecto como Centro Integrado de Desarrollo. Sáez explicó que el objetivo del grupo americano es recuperar la inversión realizada en la elaboración del proyecto.

Dijo que la demanda es consecuencia de la primera decisión negativa de la Comunidad el pasado mes de mayo, no de esta segunda del 21 de julio. Carlos Sáez realizó estas declaraciones durante el debate de una propuesta de su grupo municipal en la que pide a la Comunidad que revoque la orden por la que rechaza la tramitación del Live Resorts como CID, que se fomenten la reuniones entre el grupo Cordish y la Comunidad para adaptar el proyecto y, en caso negativo, que la Comunidad realice un plan de impulso del empleo en el Corredor del Henares.

El alcalde criticó duramente los argumentos esgrimidos por las ocho direcciones generales y la consultora externa que han participado en el estudio del proyecto, caricaturizó esos argumentos y se quejó una vez más de que no se le haya tenido en cuenta a él durante todo el proceso.

Todos los grupos municipales se mostraron decepcionados por la decisión de la Comunidad pero criticaron las formas en las que el alcalde plantea esta moción: por urgencia, con descalificaciones en el texto y utilizando la potestad que tiene un alcalde para incluir asuntos en el orden del día. Cuestiones similares han planteado en ocasiones anteriores todos los grupos de la oposición y el alcalde ha dicho que no es competencia del pleno instar a la Comunidad de Madrid. Ahora como la propuesta es suya, si es competencia, argumentó la portavoz de Somos Torres.

La portavoz del PP manifestó que esta moción es un recurso al pataleo como el del niño al que le han quitado un caramelo. Este texto insulta, desprecia y ningunea a la presidenta de la Comunidad y a los técnicos que han trabajado en el estudio y esa no es la manera más eficaz para que se tengan en cuenta ese tipo de peticiones. Pidió que se dejara el asunto sobre la mesa para estudiarlo mejor y llegar a un consenso entre todos los partidos. Esta propuesta fue rápidamente aceptada por Somos Torres y por Ciudadanos, aunque este último partido había incluído algunos párrafos de su cosecha en el texto.

Quizá sin darse cuenta, o quizá por imperativo de partido, Ciudadanos incurrió en contradicciones en sus distintas intervenciones. Primero presentó enmiendas, que fueron aceptadas por el PSOE, luego pidió que se dejara sobre la mesa porque no había acuerdo entre todos los grupos y había que estudiarlo mejor y finalmente dijo que, a pesar de todo y del autoritarismo del alcalde, votaría a favor aunque no se deje sobre la mesa.

Ciudadanos volvió a dejar perplejos a los concejales de la oposición por esa falta de coherencia y por el apoyo que da en ocasiones al equipo de gobierno sin explicar bien el por qué de esos repentinos cambios de criterio. La moción fue aprobada con los votos de Ciudadanos, que en el turno de ruegos y preguntas abandonó el pleno por la actitud del equipo de gobierno y del alcalde, “que no respeta a los concejales de la oposición”. Un incidente que merece explicación aparte.

lavozdelhenares.es

Deja un comentario