Una nueva era de las apuestas electrónicas en Colombia

La transformación digital ha tocado la puerta de las apuestas en Colombia. Ya no será necesario hacerlas únicamente en un casino o casas de apuestas. Y además de eso, el Gobierno nacional creó un nuevo reglamento para que las ganancias del sector sí vayan dirigidas a la salud. Coljuegos y Asojuegos, entidades encargadas de la reglamentación y de agremiar a las empresas del sector en Colombia, ahora podrán brindar un apoyo económico mucho mayor e incentivar a que las empresas colombianas inicien ya su transformación a plataformas digitales.

Un gran número de colombianos ha invertido en este sector. Ya sea comprando la lotería, asistiendo a un casino o comprando el baloto, cada uno realiza su aporte. Estos tres ejemplos encierran las tres ramas de juegos. La primera es la rama territorial, compuesta por las loterías y apuestas permanentes. La segunda rama está compuesta por los juegos localizados como casinos, bingos y máquinas tragamonedas. Y la tercera rama son los juegos novedosos, categoría en la que cabe el Baloto, Astro Millonario y Las Deportivas.

En esa tercera rama, el Gobierno colombiano ha creado políticas fiscales para recaudar más dinero para la salud. Y a su vez, estas políticas buscan posicionar a Colombia en el sector de los juegos a nivel de países desarrollados. De acuerdo con cifras oficiales, las apuestas generaron ingresos fiscales correspondientes a 1.5 billones de pesos.

Sin embargo, esta cifra incrementará en dos o tres años gracias a esta Ley, según Juan Andrés Carreño, presidente de Asojuegos. “El Gobierno ha estudiado los modelos internacionales de nuevos segmentos que puedan generar más ingresos. Y es que este sector paga, además de los impuestos normales, una carga adicional llamada los derechos de explotación”.

Por medio de los derechos de explotación se cofinancian los sistemas de salud territorial. Entonces, cuando cada colombiano juega, está aportando a la salud. “Dependiendo del juego, así es la cifra económica que aporta. Ya sea que juegue la ruleta o compre la lotería, el aporte se hace”, añadió.

Pero más allá de la legalidad y los recursos, la transformación digital también toma su lugar. Así como las apuestas cambian, los usuarios lo hacen al mismo tiempo. “Es importante que las casas de apuestas tengan en cuenta la transformación digital. Si no lo logran, seguramente desaparecerán porque las tendencias de uso de los juegos cambiará radicalmente”, resaltó.

Transformación digital de las apuestas

Dentro de la rama de los juegos novedosos, Asojuegos anunció que las empresas empezarán a trabajar en tres nuevas modalidades: apuestas por internet, máquinas en ruta y apuestas deportivas online. Su llegada será gracias a las empresas nacionales y multinacionales que desarrollen las plataformas. Pero para que inicien el desarrollo, deben cumplir con ciertos requisitos que les otorgará una licencia para su funcionamiento legal. “La licencia es un contrato de concesión con el Estado y Coljuegos. Pero para obtenerla, las empresas deben cumplir requisitos técnicos, financieros y legales. Esto, porque no cualquiera puede operar una plataforma online de apuestas”, advirtió.

La primera modalidad son las apuestas por internet, comprendidas en casinos virtuales. La segunda es la ubicación de máquinas tragamonedas que podrán estar en bares, hoteles, restaurantes y otros establecimientos de comercio. Y la tercera, las apuestas deportivas online, están conformadas por juegos virtuales. Australia e Inglaterra son los países donde la presencia de estos es más fuerte. “Allí regularmente van las personas con sus amigos, se toman unas cervezas y apuestan por sus equipos. Por ejemplo, en Italia se mueve mucho cuando hay partidos de la Calcio. Es impresionante”, reconoció.

Actualmente, hay un grupo de cinco empresas interesadas en obtener la licencia. Su tecnología es española, rusa e inglesa y serán los primeros en ofertas estas plataformas de la mano de asociaciones con empresas colombianas. Estas empresas colombianas son principiantes y ya expertas en el sector. Con estas cinco empresas participantes, el sector de los juegos podrían aportar entre 8 mil y 20 mil millones de pesos, según Asojuegos.

Deja un comentario