Proyecto de casino de juegos en Chillán sufre traspié en tramitación

La declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto de casino de Marina del Sol en Chillán, que fue presentada el pasado 2 de marzo, no fue admitida a tramitación en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) debido a que carece de información relevante y necesaria sobre las características de las construcciones y sobre los efectos en el medio ambiente, según se indica en la resolución emanada el 9 de marzo.

Consultado el gerente de Marina del Sol, Juan Ignacio Ugarte, sobre el eventual retraso que este impasse pueda tener en el cumplimiento del plazo autoimpuesto por la empresa, de iniciar las obras el 2 de mayo, el ejecutivo a firmó que “la fecha del 2 de mayo es tentativa, ya que no depende de nosotros”, en alusión al tiempo que tome la evaluación ambiental de la DIA por parte del SEA regional.

“Esperamos reingresar la DIA la próxima semana”, añadió Ugarte, quien manifestó que el cronograma de obras “no debería tener mayor retraso”.

Según se ha señalado desde la empresa, la apuesta es contar con la primera etapa del proyecto construido a fines del presente año, vale decir, el edificio que albergará la sala de juegos. Para una etapa posterior está prevista la puesta en marcha de las demás instalaciones, como el hotel cinco estrellas, el centro de convenciones, la laguna artificial y los espacios recreativos y deportivos.

Es por ello que cobra especial relevancia el sistema constructivo y los materiales que se utilizarán en la ejecución del proyecto, puesto que en Marina del Sol se optó por estructuras prefabricadas de rápido montaje.

“Toda la estructura es de hormigón prefabricado, lo que permite una muy rápida ejecución y con los consiguientes acortamientos de los tiempos para iniciar las terminaciones de cada espacio”, subrayó el ejecutivo, quien comentó, al regresar de China, que no es un tema de preocupación la fecha en la que obtengan la resolución de calificación ambiental (RCA), que es el documento con que se aprueba un proyecto.

“Es que el método constructivo que usaremos, pilares, vigas y losas prefabricadas, no lo requiere, no será tema. Luego vienen y lo arman tipo Lego. Así recuperaremos gran parte del tiempo perdido”, explicó.

De hecho, se estima que este mes comiencen a fabricarse las distintas estructuras que serán montadas a partir de julio.

Respecto del permiso del municipio chillanejo, conviene recordar que el anteproyecto ya fue aprobado sin observaciones en diciembre pasado, por lo que resta la aprobación definitiva por parte de la Dirección de Obras Municipales. Para obtenerla, es requisito lograr la aprobación del Estudio de impacto sobre el sistema de transporte urbano (Eistu), que según Ugarte, se encuentra en su última etapa de revisión y que corresponde al análisis de las respuestas de Marina del Sol a las consultas de la autoridad. En ese sentido, se prevé que este proceso concluya este mes.

Otro elemento clave lo constituye el contrato firmado con Essbio, para ampliar el área operacional de la sanitaria y proveer de los servicios de agua potable y alcantarillado al complejo.

Consultado Ugarte por los resultados de su viaje a China, país al que viajó para gestionar la adquisición del equipamiento para el casino, expresó que “fue un viaje agotador pero muy provechoso. De allá importaremos varios equipamientos, como pantallas y luminarias Led, papeles murales, muebles y equipos para el hotel, pisos técnicos, etcétera”.

Compromisos ambientales

Considerando que el casino se emplazará en una ciudad declarada  zona saturada por material particulado respirable, el titular del proyecto incorporó tres compromisos ambientales voluntarios que apuntan a mitigar o compensar los impactos ambientales de su operación.

Se trata de los techos verdes, los parques urbanos y los llamados estacionamientos verdes.

Respecto de los techos verdes, en la DIA se indica que sobre la  cubierta del edificio del casino, que tendrá una superficie de emplazamiento de 7.653 metros cuadrados, “existirá un área que incluirá zonas de vegetación denominadas Techo verde. Esta área abarca aproximadamente 3.582 metros cuadrados, los que contribuirán a reducir el CO2 de la atmósfera”.

Según precisó la empresa, en los techos verdes se plantarán especies de baja mantención, poco consumo de agua, resistentes a las plagas y a duras condiciones climáticas.

La misma lógica aplica para los cinco parques urbanos con que contará el complejo. Estos parques de diversos tamaños totalizarán una superficie de 26 mil 848 metros cuadrados, y también contribuirán a capturar CO2 de la atmósfera.

Al respecto, Ugarte sostuvo que una vez que los parques estén terminados el acceso será libre (gratuito) para todos los visitantes, pasando a complementar la oferta de áreas verdes para la comunidad, “que fue precisamente una de las necesidades que expresó la gente de Chillán cuando hicimos los focus group”.

“A todas las otras instalaciones el acceso será pagado, pero en algunos días de la semana se facilitará gratuitamente a colegios y organizaciones sociales en coordinación con el municipio”, puntualizó el gerente de Marina del Sol.

Finalmente, se indica que de los 500 estacionamientos de superficie con que contará el complejo, 180 estacionamientos serán “verdes”, vale decir, tendrán celdas fotovoltaicas que permitirán la generación de 480.000 kWh de energía eléctrica a utilizar en las instalaciones de casino y hotel.

Estos estacionamientos sumarán una superficie total de 1.474 metros cuadrados y permitirán reducir el consumo de energía del sistema, proveniente principalmente de fuentes convencionales, con alta huella de carbono.

Casino, hotel y centro de convenciones

En la DIA se describen las distintas obras que formarán parte del complejo, que son fundamentalmente tres estructuras principales (el casino, el hotel y el centro de convenciones) y una serie de áreas complementarias, como la laguna artificial, los parques y los centros deportivos.

El casino corresponde a un edificio de 10.975 metros cuadrados construidos que estarán distribuidos en dos niveles más un subterráneo.

En el primer nivel se ubicará un restorán principal para 124  personas, un segundo restorán para 116, un tercero para 104 y un cuarto para 84 personas. También habrá un restobar para 62 personas, un bar principal para 32 personas y dos bares secundarios para 14 personas cada uno. En este mismo nivel se ubicarán tanto la sala de juegos principal, con capacidad para 350 personas; una sala de juegos secundaria, para 174 personas; una sala de bingos para 88 personas y una sala de espectáculos.

En tanto, el hotel corresponde a un edificio de 8.456 metros cuadrados distribuidos en 9 niveles más un subterráneo.

En su primer nivel contará con la recepción, cafetería&bar, restaurante, comedores y salas de estar. En el segundo nivel habrá un centro de negocios y dos salas de eventos para  80 personas cada una, en tanto que en el tercer nivel habrá dos salas de eventos para 70 personas cada una, dos salas de eventos para 48 personas y una sala de exposiciones de 227 m2. Entre el cuarto y el octavo piso estarán las 100 habitaciones; y en el noveno nivel se ubicará un spa y dos amplias terrazas.

La tercera estructura corresponde al centro de convenciones, un edificio de 3.329 m2 distribuidos en dos niveles.

A estas obras se suman un anfiteatro de 952 m2 destinado a espectáculos al aire libre; un espacio ferial abierto de 1.983 m2 ubicado a un costado del anfiteatro, destinado a exposiciones y ferias al aire libre; un centro deportivo abierto con cuatro multicanchas y una cancha de tenis; cinco parques urbanos que sumarán 26.848 m2, con área de juegos fitness y juegos infantiles; y la laguna cristalina y parque acuático, cuya laguna artificial tendrá 10.012 m2, que incluye un parque acuático en su costado sur.

ladiscusion.cl

Deja un comentario