La banda que estafó por millones al casino

Usaban tarjetas falsas y números de cuentas robados. Llevaban una vida lujosa, pero ahora están detenidos o prófugos. Son brasileños y protagonizan un caso que tiene ribetes cinematográficos y que dio la vuelta al mundo.

Es el último paso de una ofensiva encarada por el FBI contra el lavado de dinero en Las Vegas, pero su actividad criminal se extendió mucho más allá de las fronteras de esta capital del juego estadounidense. La Justicia yanqui está desmantelando lo que describe como una operación multimillonaria de blanqueo de capitales.

Hay, por el momento, 21 personas acusadas de la gran estafa que utilizaban el efectivo para compras minoristas en casinos y negocios vip. Once de los acusados están bajo custodia, retenidos por lavado de dinero y cargos relacionados, mientras que los otros diez son aún fugitivos.

Todo comenzó en 2013 y se prolongó hasta principios de este año. Los fiscales están buscando decomisar más de 6 millones de dólares, en respuesta a los ingresos fraudulentos obtenidos mediante tarjetas de crédito falsificadas y el uso de la tecnología para descifrar tarjetas. Según los investigadores, los jugadores usaron fondos fraudulentos para pagar por servicios en dos de los destinos más populares de Las Vegas, las discotecas Hakkasan y XS, en el orden de unos u$s 95.000 en cada lugar. Cuando no estaban pagando por esos servicios, la acusación alega que los inculpados frecuentaban los casinos del Strip de Las Vegas, y a través del país a Nueva Orleans, Biloxi, Mississippi y Detroit.

Entre otros detalles, la acusación enumera que hicieron retiros por un total de 2,6 millones de dólares en efectivo en establecimientos de MGM Resorts International y que se gastaron al menos 2,5 millones en relojes Rolex y de otras marcas de lujo, en locales instalados dentro de casinos y centros comerciales en Nevada, California y Florida. Pero ya no viven la “vida loca”. La suerte, a los estafadores del casino, se les terminó.

lmneuquen.com

Deja un comentario