Alemania aprueba una nueva versión de la Ley de Juego que entraría en vigor en 2018

Tras un rechazo total en 2012 por parte del Parlamento Alemán, llega la quimera de regular el juego en año de elecciones

El pasado jueves, los 16 estados (länders) alemanes aprobaron individualmente una nueva versión de la Ley de Juego que ahora deberá ser debatida en el órgano federal supremo de Alemania, el Bundestag. Estamos ante el intento más realista de regular el sector desde el año 2012, donde un primer intento de legislación federal fue rechazado por dicho Parlamento.

Nuevamente, los intentos por poner orden a nivel federal y regular de forma efectiva uno de los mercados más atractivos de Europa, se concretan con el interés mostrado por los 16 estados en los que se divide territorialmente Alemania, los länders. La pasada semana, tras unos intensos tres meses de discusiones y de intentar definir un documento que tuviera posibilidades de ser aprobado, todos y cada uno de los 16 länders, aprobavan el Tratado que podría convertirse en la Ley de Juego federal que entraría en vigor en 2018.

Un texto que sigue generando dudas

A pesar de las advertencias de la Comisión Europea sobre que el nuevo pacto sigue sin solucionar parte de los problemas que derivaron en un rechazo al documento que se presentó en 2012,  los líderes de los 16 Estados federados alemanes están por la labor de llevar el texto al Bundestag e intentar regular un sector que supondría un elemento clave para su financiación.

Recordemos que en 2012 el principal problema fue el intento de ciertos estados en sobreproteger a operadores alemanes, en lo que se veía un intento de dificultar la transparencia de un mercado que en aquel momento pretendía contar únicamente con una lista cerrada de 20 licencias y donde productos como casino y póquer, podrían quedar fuera ante esa limitación de licencias y la evidente predilección por la oferta de apuestas deportivas.

La Asociación de Deportes de Alemania (DSWV) vió “un pequeño paso en la dirección correcta” en lo acontecido el jueves, pero sigue considerando que la ley presentada es restrictiva y que “todavía no es adecuada para la creación de una oferta legal atractiva”. En todo caso parece que estamos ante una primera fase en la que se “inicia un diálogo con los políticos para desarrollar una solución sostenible satisfactoria para todas las partes”.

La quimera de regular el juego en año de elecciones

El principal motivo de la ausencia de entusiasmo por parte de los operadores y demás actores involucrados en el proceso de regulación que se abriría tras la aprobación de esta Ley de Juego por el Bundestag, es el escaso éxito que han tenido otros muchos países en regular el sector en año de elecciones. Recordemos que la actual canciller Angela Merkel anunció su intención de ser candidata en las elecciones federales que tendrán lugar el 24 de septiembre de 2017; y como es sabido, son muchos los osbtáculos que Merkel debe sortear para conseguir el que sería su cuarto mandato consecutivo.

La Unión Europea vive sus momentos más difíciles y las elecciones presidenciales en Francia y las federales en Alemania son pruebas de fuego para la superviviencia de instituciones y de una moneda -el euro- que están en entredicho.

infoplay.info

Deja un comentario