Finalmente… ¿Cómo quedó el Impuesto al Juego?

La sanción de la Ley que modificó el impuesto a las Ganancias incluyó la creación de nuevos tributos. Varios de ellos a aplicarse sobre la industria del juego Se calculó que la recaudación ascendería a aproximadamente $ 6.000 millones anuales.

Se crea un “Impuesto específico sobre la realización de apuestas” que alcanza la realización de apuestas a través de máquinas electrónicas de juegos de azar y/o de apuestas automatizadas (de resolución inmediata o no) habilitadas y/o autorizadas ante la autoridad de aplicación, sobre el expendio, entendiéndose por tal el valor de cada apuesta cualquiera sea el medio en que se lleve a cabo (fichas, monedas, billetes, etc.). Sujeto del gravamen: Las personas humanas y personas jurídicas que exploten este tipo de máquinas, bajo cualquier forma, instrumentación o modalidad en el territorio argentino, estando obligados a la habilitación y/o autorización ante la autoridad de aplicación. Momento de Imposición: El acto de apuesta. Tasa: Alícuota del cero con setenta y cinco por ciento (0,75%) sobre la base imponible respectiva, equivalente al valor de cada apuesta.

IMPUESTO INDIRECTO SOBRE APUESTAS ON LINE: Se crea un impuesto que grave las apuestas efectuadas en el país a través de cualquier tipo de plataforma digital —juegos de azar y/o apuestas desarrollados y/o explotados mediante la utilización de la red de Internet—, con prescindencia de la localización del servidor utilizado para la prestación del servicio de entretenimiento. Sujeto del gravamen: Aquellos sujetos que efectúen las apuestas a que hace referencia el artículo anterior, desde el país, debiendo el intermediario que posibilita el pago del valor de cada apuesta, ingresar el tributo en su carácter de agente de percepción. Momento de Imposición: Cuando se efectúa el pago o, de corresponder, al vencimiento fijado para el pago por parte de la administradora de la tarjeta de crédito y/o compra, el que sea anterior. Tasa: Una alícuota del dos por ciento (2%) sobre el valor bruto de cada apuesta.

Problemas de Jurisdicción: Lo dijimos en diversas entrevistas y participaciones televisivas. El Estado nacional no contaría con la posibilidad constitucional de imponer impuestos que son facultad y ámbito de las provincias. Los impuestos nacionales sobre bingos, casinos que cuentan con habilitación de cada provincia, son claramente un caso que va a ser problemático. El Congreso también estableció que cada persona que ingrese a un bingo o casino pague una entrada de $ 28. Pero eso también podría ir contra la autonomía jurisdiccional de cada provincia. Todo muy confuso. Por lo tanto, estos gravámenes se hallan a la fecha sin reglamentar y obviamente no se están aplicando.

La recaudación estimada es, por estos días, solo una expresión de deseos.

Deja un comentario