Nueva Jersey dice “no” a la expansión de la industria de los casinos

El 78% de los residentes se opuso a la construcción de dos casinos en el norte de Nueva Jersey. Sí aprobaron que el dinero generado del impuesto a la gasolina sea destinado a proyectos de transporte.

Los residentes de Nueva Jersey rechazaron el martes con 2,231,084 votos la propuesta para expandir la industria de los casinos en el norte del estado, por lo que Atlantic Citymantendrá su monopolio de cuatro décadas en el juego. Sólo 643,123 constituyentes votaron a favor de la propuesta de ley.

“En nombre de los 30,000 empleados y sus familias que dependen de la industria de los casinos de Atlantic City, estamos satisfechos por la abrumadora derrota de esta iniciativa”, Morris Bailey, propietario del casinoResorts Hotel, en un comunicado de prensa.

Bailey añadió que la votación significó un paso importante para que Atlantic City se convierta nuevamente en un “resort de clase mundial”.

Con el 93% de los votos escrutados en horas de la mañana del miércoles, el 78% del electorado en contra se impuso sobre el 22% a favor, según los resultados divulgados por la Junta de Elecciones de Nueva Jersey. El poder del electorado del Estado Jardín no había batido un récord tan importante en un referéndum desde octubre de 1987, cuando los constituyentes rechazaron con 500,000 votos la inversión de 185 millones de dólares en fondos públicos para la construcción de un estadio de béisbol de las grandes ligas cerca del Complejo Deportivo Meadowlands.

El resultado del referéndum no sorprendió. En septiembre, la firma Rutgers-Eagleton divulgó que el 58% de los votantes rechazaba la enmienda constitucional para la construcción de casinos más allá de los límites del Condado Atlantic, en contraste, sólo el 35% aprobaba la propuesta de ley impulsada por la Legislatura Estatal.

“Estamos decepcionados, pero no sorprendidos por el resultado”, dijo la organización proexpansión Our Turn NJ en un comunicado de prensa. “Hemos visto desde hace algún tiempo que la gente de Nueva Jersey estaba descontenta con la falta de detalles sobre este asunto. No consideramos la falta de aprobación de la pregunta 1 como un rechazo de la expansión del juego, sino como un rechazo del clima político actual de nuestro estado y un fracaso en no presentar todos los detalles del proyecto”.

Aunque la pregunta en la papeleta explicó que los casinos se construirían en condados separados por lo menos a 72 millas de Atlantic City, hasta el día de las elecciones generales no se había precisado la ubicación exacta de las nuevas salas de juego. Según ABC News, los lugares más mencionados eran el Complejo Deportivo Meadowlands, en East Rutherford, en donde el desarrollador Jeff Gural y Hard Rock International supuestamente planeaban edificar uno de los casinos.

El otro se ubicaría en Jersey City, en los límites con Manhattan, donde el magnate del calzado Paul Fireman, CEO de Reebok, había propuesto un casino cuya construcción estimaba entre 4 000 a 5,000 millones de dólares.

De acuerdo con Our Turn NJ, la expansión de la industria de los casinos habría creado más de 43,000 empleos bien pagados.

“La expansión del juego mejoraría nuestra economía, produciría millones de ingresos anuales pagados por destinos de entretenimiento con financiamiento privado y financiaría programas que son críticos para nuestros ancianos y personas con discapacidades”, reclama la organización.

En 2014 cerraron cuatro de los 12 casinos más célebres de Atlantic City, lo que menoscabó la economía estatal. Para remediar la crisis, los legisladores plantearon en 2015 una enmienda constitucional para la construcción de casino en el norte del estado. La Legislatura aprobó la propuesta en marzo de 2016 con el apoyo del presidente de la Asamblea, Vincent Prieto y el senador Steve Sweeney.

Un referéndum en 1976 determinó la legalización del juego de casino en Nueva Jersey, aunque únicamente se aprobó la construcción de salas de juego en los límites de Atlantic City.

Más fondos para los proyectos de transporte

Los votantes de Nueva Jersey aprobaron el martes una enmienda constitucional que asegura que los ingresos del recientemente promulgado impuesto de 23 centavos a la gasolina se invertirán en los proyectos de transporte. El 53.6% del electorado votó a favor y el 46.4% en contra.

La pregunta 2 de la boleta electoral (la primera fue sobre la expansión de la industria de los casinos) pedía a los votantes su aprobación o rechazo acerca de que si los nuevos ingresos deberían invertirse en carreteras, puentes y transporte masivo. El Estado Jardín espera recaudar más de 1,016 millones de dólares al año del nuevo impuesto sobre la gasolina.

univision.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.