¿Cuál es el nivel de ludopatía en el área metropolitana de Buenos Aires?

La ludopatía en el área metropolitana de Buenos Aires presenta un nivel de incidencia del 0,83 por ciento con respecto a su población, donde los juegos de lotería, como la Quiniela y el Loto, figuran entre los que tienen mayores adeptos, según un estudio privado.

Los datos surgen del índice PGSI (Problem Gambling Severity Index, por sus siglas en inglés), de acuerdo a un informe realizado por el investigador Sebastián Auguste, de la Universidad Torcuato Di Tella.

El documento revela que el nivel de incidencia de la ludopatía en área metropolitana de Buenos Aires es de 0,83 por ciento y se encuentra por debajo de países como Brasil (uno por ciento), España (entre 1,2 y 1,6 por ciento) o Italia (2,3 por ciento).

Según se desprende de la investigación sobre problemas con el juego y juego patológico, realizada en 1.000 hogares a través de entrevistas telefónicas, pueden reconocerse variaciones geográficas en la frecuencia de las apuestas.

En la Capital Federal y la zona norte del Gran Buenos Aires el 66,5 por ciento de los encuestados afirmó no haber jugado en los últimos 12 meses, mientras que en el sector sur y oeste del conurbano el 59,8 por ciento negó haberlo hecho.

La participación en el juego en los últimos 12 meses se mantuvo constante o aumentó para el 70 por ciento de las personas, mientras que un 23 por ciento redujo el juego, aspecto probablemente asociado con las condiciones macroeconómicas del país.

En este sentido, la Universidad Di Tella detectó que los hogares con nivel socioeconómico alto evidencian una tasa de incidencia en la ludopatía 2,5 veces mayor a los hogares con nivel socioeconómico bajo, mientras que los hogares de niveles medios tienen una tasa de incidencia que es el doble de los hogares más pobres.

En general, el 92 por ciento de los encuestados piensa que apostar es peligroso para la vida familiar, el 90 por ciento que el gobierno no debería prohibir el juego, sino contar con políticas para prevenir las adicciones.

El 86 por ciento que la gente debería tener el derecho a jugar con apuestas cuando quiera y el mismo porcentaje dice que si se prohíbe el juego regulado se expandiría el juego ilegal.

Los resultados del reporte indican también que la tasa de incidencia del jugador con problemas es similar para hombres y mujeres, pero los hombres tienen una incidencia mucho mayor en el juego patológico (1,27 por ciento) que las mujeres (0,43 por ciento).

Además, el juego tiene una penetración mucho mayor en las personas adultas (40,3 por ciento) pero la ludopatía se concentra mayormente en el segmento de edad media (casi el 80 por ciento de los ludópatas están entre los 36 y 55 años).

Tanto en el grupo de personas que tiene problemas con el juego como en el que no lo tiene, la principal razón para jugar con apuestas es ganar dinero.

Los juegos de lotería como la Quiniela o el Loto son los que mayor penetración tienen en la sociedad, ya que el 21 por ciento de los encuestados juegan al menos una vez al mes a uno de ellos.

noticias.terra.com.ar

Deja un comentario