¿Cómo afectará al mercado del Juego la llegada de Donald Trump a la Presidencia?

Donald Trump como empresario del ocio y del juego en la Casa Blanca supone una revolución y un hito en la historia de Estados Unidos y del mundo. Una vez despertados de la gran sorpresa de su victoria toca pensar ¿y ahora qué?, ¿cómo influirá en el desarrollo de la Industria del Juego en Estados Unidos? ¿Empezará a regularse el Juego Online en todos los estados americanos? El experto en Juego Online en InfoPlay, Iván García, responde a estas preguntas

1) ¿Cree que el nuevo gobierno comandado por Donald Trump propiciará la llegada legal de nuevo del juego online?

Rotundamente no.

Es sabido que el Partido Republicano es el más reticente a cualquier intento de regular y generalizar el juego online a nivel nacional. Es por esto que deberíamos dar por perdida cualquier esperanza. Quizás, dado que los mayores enemigos de Donald Trump en la carrera presidencial han venido de su propio partido, podríamos esperar un mínimo debate en el senado; pero a última hora ha podido contar un apoyo explícito muy relevante, el de Sheldon Adelson. Y eso sabemos qué significa en lo que a juego online se refiere.

De hecho, me gustaría recalcar que en Estados Unidos, Donald Trump no es visto como un magnate del sector del juego al estilo Sheldon Adelson. Trump es un exitoso hombre de negocios del sector del ocio en mayúsculas, del que allí llaman “Entertainment”. De hecho, a pesar de su evidente relevancia en la época dorada de Atlantic City, han sido sus incursiones en el mundo del deporte profesional las que muestran claramente esa visión mucho más global del personaje. De hecho, el gran sueño de Trump estuvo más relacionado con el fútbol americano que con los casinos: crear una liga de football que sustituyera a la NFL. Y estuvo muy cerca de conseguirlo.

Aunque ha seguido bastante ligado con el fútbol americano; también ha sido un gran entusiasta y ha apoyado el boxeo, el wrestling, el béisbol y hasta el ciclismo (el Tour de Trump fue el intento de replicar un Tour de Francia en Estados Unidos). Así que con un hombre tan “multifacético” no veo indicios que nos lleven a ser optimistas en el tema del juego online. Trump, en esencia, respeta el “status quo” de Estados Unidos en lo que al juego online se refiere: las Grandes Ligas están por encima de las apuestas online.

2) ¿El hecho de que sea empresario de juego ayudará a una liberalización total?

Es difícil responder. Ni los medios de comunicación financieros americanos saben a qué atenerse. Pero hay algunos puntos interesantes a tener en cuenta para pensar que el sector del juego no tiene porqué ser uno de los más beneficiados en la “era Trump”.

Lo normal hubiera sido que la industria del juego le apoyara, eso es cierto Pero quizás por las pobres expectativas de triunfo, solo Sheldon Adelson y Steve Wynn se han pronunciado a favor. Y eso que históricamente, las grandes fortunas de Las Vegas financiaban enormemente a cualquier candidato republicano (por ejemplo hace 4 años a Mitt Romney), pero esa estrecha relación con el Partido Republicano les ha hecho ser cautos al no contar Trump con un apoyo general de su partido.

Así que ante la prácticamente ausencia de apoyo en la campaña (curiosamente Trump ha perdido en Nevada y en Nueva Jersey) para qué implicarse con un sector que ha pasado inadvertido en la campaña electoral; de hecho es público que los asesores de Trump le han prohibido hablar del sector en los debates televisados.

Eso es la teoría, pero es de suponer que en la práctica, todo dependerá de las manos en quien deposite su confianza para llevar el “Department of Interior”. En los últimos gobiernos demócratas, toda la regulación de juego presencial ha salido de ahí y descaradamente los beneficiados fueron los casinos indios. De hecho se sabe que la mayoría de empresas de juego que apoyaron a Hillary en las primarias demócratas estaban integradas en la National Indian Gaming Comission. Así que seguramente veremos cómo el sector del juego vuelve a centrarse en Las Vegas y se dejan un poco de lado otros estados como Misisipi, Misuri o Iowa donde los casinos indios han tenido destacada presencia con el apoyo de apoyadas de Clinton.

También muy interesante es el tema de Macao. Todos sabemos que Trump se ha mostrado afable y conciliador con Putin, por lo que parece que las tensas relaciones de la era Obama con Rusia se van a trasladar a China (Trump se ha mostrado alarmado por el papel de los fondos de inversión chinos y la enorme cantidad de deuda americana que poseen). Así que quizás, los problemas al sector vengan por ahí: las grandes empresas de Las Vegas que están invirtiendo tantísimo dinero en Macao (Las Vegas Sands, Wynn Resorts o MGM) pueden ser víctimas de esa presumible hostilidad contra China.

infoplay.info

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.