Magnate es optimista sobre el juego en Macao

Lui Che-woo, multimillonario y magnate de los casinos en Macao, asegura que, tras dos años negros, ve luz al final del túnel para los paraísos del juego, aunque las épocas doradas quedaron en el pasado.

La excolonia portuguesa está teniendo dificultades para reactivar su economía tras la campaña anticorrupción lanzada en 2014 por el presidente chino Xi Jinping.

Los clientes habituales, que dejaban grandes cantidades en las mesas de juego, las abandonaron, a la vez que desaceleración de la economía china, contribuyó a la caída de este lucrativo negocio.

Para solventar esta nueva situación, los casinos apostaron por el turismo de masa. Los complejos hoteleros gigantescos proponen ahora múltiples actividades.

Parece ser que la mala racha para el juego terminó en agosto con, por primera vez en 26 meses, un aumento modesto de los ingresos (1,1%).

Lui Che-woo, de 87 años y fundador de Galaxy, una de las principales empresas del juego en Macao, considera que este exemporio que retornó bajo la tutela china en 1999, tendrá un crecimiento estable.

Este territorio semiautónomo es la única región china donde los juegos de dinero están autorizados.

Para Lui, «el mercado de masa» es la única salvación.

El Galaxy Fase Dos abrió el año pasado en el Cotai Strip, un barrio de hoteles casino, en cuyo tejado instalaron un parque acuático.

Los competidores de Galaxy no han quedado atrás. Se abrió el Studio City de Melco Crown, el Wynn Palace y el Parisian de Las Vegas Sands,  con restaurantes, espectáculos y atracciones para toda la familia, junto a las máquinas tragaperras y las alfombras verdes tradicionales.

«Vamos hacia una clientela de mercado de masa, estamos convencidos», aseguró Lui, cuya fortuna asciende a 8.200 millones de dólares, según Bloomberg Billionaires.

Los clientes de clase media aumentan constantemente a pesar de la desaceleración de la economía china, afirma.

Lui no cree sin embargo en un retorno a la época dorada de la clientela selecta, que ayudó a Macao a superar en ingresos a Las Vegas en 2002.

«No tengo el suficiente valor para decir que este mercado puede superar al mercado VIP, pero puedo decir que somos optimistas», indica.

El magnate prevé abrir un Galaxy Fase 3 que incorporará un parque dedicado a la alta tecnología.

Las licencias de las que disponen las 6 compañías que pueden operar ahora en Macao expiran en 2020.

Lui es padre de cinco hijos y se enorgullece de ser también un filántropo. Acaba de instaurar un premio para recompensar a los que contribuyen en un «mundo mejor y más duradero».

La ONG francesa Médicos Sin Fronteras y el expresidente estadounidense Jimmy Carter figuran entre los primeros premiados.

Lui explica que, para crear este premio, se ha inspirado en su difícil infancia. Llegó a Hong Kong desde China a los cuatro años y recuerda la llegada del ejército imperial japonés en 1941 a la entonces colonia británica.

«Al paso de los soldados japoneses, había que cesar de moverse y hacer una reverencia, si no lo hacíamos nos golpeaban. Creo que hay que ser más pacíficos», asegura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.