Diputados buscan revertir dictamen de Contraloría que exige autorización presidencial para realizar bingo

La Contraloría emitió un dictamen explicitando que los municipios no están facultados para organizar ni autorizar bingos, aunque estos sean de beneficencia. Según el órgano, solo la Presidenta podría dar permiso. RN y la DC presentaron proyectos para revertir la norma.

Paulina Núñez
Paulina Núñez

Junto con gobernar el país y conducir al poder Ejecutivo; hacer visitas de relaciones exteriores; liderar ambiciosas reformas estructurales como un cambio a la Constitución y la gratuidad universal en educación superior; y como si fuera poco intentar revertir su sostenida baja en las encuestas y recuperar su credibilidad, la Presidenta Bachelet tendría una nueva obligación hasta hace poco desconocida: autorizar bingos de barrio y de beneficencia.

Así lo expresó un dictamen de la Contraloría General de la República que le negó un permiso a la Municipalidad de El Quisco para organizar un evento benéfico y emitió un dictamen, basado en la ley 19.995 que regula los juegos de azar, que dejó a muchos desconcertados: “Los Municipios no se encuentran facultados para organizar o autorizar bingos, ni aun cuando estos tengan fines benéficos”..

Con esto, la única persona que puede autorizar los bingos es la Presidenta. Una normativa que fue catalogada por los twitteros como la más estúpida en años, convirtiendo a #Bingo en trending topic. Por eso, la bancada de RN decidió presentar un proyecto de ley para solucionar este problema. “Hoy día hemos llegado a llenar este vacío y establecer como excepción que los bingos de beneficencia o comunitarios no sean considerados juegos de azar y que las municipalidades puedan seguir autorizándolos”, explica la diputada Paulina Núñez, que lidera la iniciativa.

“Hay que entender que muchas veces nuestro sistema de salud no cuenta con los recursos para las familias o para los enfermos,o aquellos recursos que necesita una organización comunitaria para sacar sus objetivos adelante. Entonces prohibirle o dejar establecidos que estos bingos solidarios o de beneficencia son juegos de azar nos parece ridículo, o una interpretación exagerada”, explicó Núñez.

En paralelo, la bancada DC también presentó una iniciativa similar que explicó el diputado Gabriel Silber a Canal 13: “No puede ser que actividades tan nobles y tan propias de la vida de barrio, como los bingos, muchas veces realizados para ayudar a los propios vecinos, queden a la misma altura que las marchas masivas que sí deben ser autorizadas por las intendencias”

Mientras estas iniciativas no se tramiten, la Presidenta deberá sumar una nueva tarea a su agitada agenda.

eldinamo.cl

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.