Analizan reforma a leyes de casinos mexicanos

El jurista Luis Ávila indicó que legalmente se le puede aplicar un impuesto a casinos para atender externalidades de la industria del juego, como la ludopatía.

Lic. Marcela González Salas, Directora General de Juegos y Sorteos de la SEGOB
Lic. Marcela González Salas, Directora General de Juegos y Sorteos de la SEGOB

Tras presentarse durante la semana pasada una reforma ante el Congreso de la Unión contra casino y sus operaciones en Nuevo León, por parte de la Plataforma «Alcalde ¿cómo vamos?» el jurista Luis Ávila habló sobre las propuestas para Ley Federal de Juegos y Sorteos

Este explica que la autonomía municipal en desarrollo urbano y claridad en las responsabilidades de quien otorga los permisos y de quienes los operan.

Por lo que legalmente se le puede aplicar un impuesto a casinos para atender externalidades de la industria del juego, como la ludopatía.

Por lo que tras presentar en Foro federal una propuesta de nueve puntos para la nueva Ley de Juegos y Sorteos las organizaciones que conforman la plataforma piden a la federación el pleno reconocimiento de la autonomía municipal en decisiones de desarrollo urbano y claridad en las responsabilidades de quien otorga el permiso y de quien lo opera.

Así mismo dijo se solicitan un impuesto a casinos para atender problemas asociados con el juego como la ludopatía.

Luis Ávila, miembro de Consejo Cívico, presenta la propuesta de 10 puntos en el foro «Aspectos jurídicos, económicos y sociales de la industria del juego en México» convocada por la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados.

En el panel estuvieron presentes la Lic. Marcela González Salas quien es Directora General de Juegos y Sorteos de la SEGOB y el Lic. Óscar Paredes Arroyo-Velasco quien es asesor de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México, A.C.

Por lo que legalmente se demanda: “La acción «Ni un casino más» busca evitar la instalación de más casinos en el área metropolitana de Monterrey y esclarecer la situación legal de los existentes a través de la publicación en las páginas de Transparencia municipales de los permisos otorgados a dichos establecimientos.

«Esta experiencia ha dejado claro tanto a los alcaldes que hay lagunas graves a nivel federal que en nada favorecen la certidumbre jurídica y la transparencia que impulsamos.

De no corregirse, corremos el riesgo de que la industria del juego en nuestro país siga estando dominada por las oportunidades de corrupción que ofrece, aún con la voluntad de autoridades locales por combatir el problema» señaló.

«Es importante dejar en claro que no emite juicios de valor sobre la industria del juego.

Si bien reconocemos que los casinos provocan en ciertas personas ludopatía, y que los perjuicios de esta adicción pueden tener consecuencias personales, familiares y sociales graves, nuestra postura se enfoca sobre todo en cambiar las condiciones bajo las cuales han operado los casinos en México y en particular en el estado de Nuevo León.

Necesitamos una legislación que corresponda y atienda esas circunstancias. Sin embargo, no habrá ley que sirva sin la voluntad de las autoridades para llevarla hasta sus últimas consecuencias.

Ese es el compromiso que buscamos impulsar» agregó.

Dicho lo anterior legalmente se demandan en las propuestas para una nueva Ley Federal de Juegos y Sorteo el condicionamiento del otorgamiento y la validez de los permisos en materia de juegos y sorteos, al cumplimiento de las disposiciones estatales y municipales en materia de ordenamiento territorial y desarrollo urbano como sería:

Regulación de la anuencia municipal.

Permisos geo-referenciados.

Un permiso por establecimiento.

Casinos operados por los titulares de los permisos.

Permisos otorgados por la Dirección de Juegos y Sorteos.

Obligaciones de transparencia exhaustiva por parte de la Secretaría de Gobernación.

Reglamentación de esta Ley y de las obligaciones de los funcionarios de la Dirección de Juegos y Sorteos.

Impuestos a casinos para atender externalidades de la industria del juego en México.

«Considerando que la industria del juego -como la de bebidas azucaradas- genera grandes ganancias a sus accionistas así como externalidades negativas (ludopatía entre otras), proponemos que se aumenten las tasas impositivas que actualmente se aplican a la industria del juego en México.

La mayor recaudación permitirá tener suficiente personal para realizar todas las labores de inspección constante de estos negocios, y atender adecuadamente el problema de la ludopatía, que a la fecha ha sido dejado desatendido por las autoridades federales» concluyó Luis Ávila.

elporvenir.com.mx

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.