SI NO ESTÁN AUTORIZADAS, SE DECOMISAN

ANUNCIAN OPERATIVOS EN PARAGUAY POR MÁQUINAS TRAGAMONEDAS ILEGALES

Las máquinas “tragamonedas” son entregadas por empresarios chinos a dueños de pequeños comercios barriales. Les pagan entre 30 a 50 por ciento de las jugadas recaudadas. La Municipalidad de Ciudad del Este anunció ayer la incautación de los aparatos.

El encargado de Fiscalización de la Municipalidad de Ciudad del Este, Ireneo Franco, informó -a través de la encargada de prensa Griselda Perrier- que la repartición a su cargo inició el registro de locales que cuentan con máquinas tragamonedas.

El procedimiento comenzó en el microcentro de Ciudad del Este e incluirá a todos los barrios para conocer si cuentan con autorización de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar) para la explotación de juegos de suerte. “Si no cuentan con licencia de la Conajzar, los aparatos serán requisados”, indicó Perrier.

Vanguardia en su edición de ayer denunció la proliferación de las máquinas de premio programadas en el Alto Paraná.

Las despensas, centros de expendio de bebidas, copetines y casas particulares de diferentes puntos del departamento se convirtieron en improvisados casinos con la instalación de tragamonedas.

En la fotografía, que acompaña el material, se puede observar a alumnos de un colegio cuando prueban suerte en una máquina instalada en la vereda de un negocio. Por falta de control, los niños y adolescentes son atraídos a apostar. Muchos jóvenes y adultos incluso se volvieron “adictos” al juego.

Los propietarios de los aparatos electrónicos son ciudadanos orientales como Hsu Jen Yun, Yu Wen Huang Wang y otros tantos paraguayos. Ninguno de ellos paga impuestos, según la investigación.

Los empleados de los empresarios entregan las máquinas a comercios barriales. De la cantidad recaudada por las tragamonedas, dejan una ganancia del 30 a 50 por ciento a dueños de los locales y el resto es lucro para el propietario de los aparatos.

El negocio ilícito, ya que no cuentan con aprobación de la Conajzar, mueve millones de guaraníes en juego.

Existe denuncia de que funcionarios de algunas municipalidades del departamento estarían cobrando a cambio de evitar los controles. Las placas de las tragamonedas son importadas de China y son ensambladas en talleres clandestinos de la capital departamental.

diariovanguardia.com.py

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.